Tipos de Modelados Terrestres

Modelado Fluvial

Los ríos pueden modificar y modelar el paisaje mediante tres procesos: erosión, acarreo de sedimentos (transporte) y sedimentación (deposición). 

Los ríos erosionan la superficie disgregando y disolviendo rocas. La mayor erosión se produce en el curso superior del río cuando discurre por las montañas, creando valles, cañones y cascadas; y, al fluir por terrenos de escasa pendiente, suelen formar curvas onduladas llamadas meandros.

También acarrean enormes cantidades de material, que varían desde grandes bolones hasta partículas de arena o arcilla en suspensión. Los fragmentos de roca son transportados a lo largo del lecho por las aguas rápidas y depositados en áreas donde el río fluye más lento, como llanuras, o en su desembocadura.





Modelado Eólico



El modelado eólico proviene de la erosión del viento, este puede variar en dos maneras.
La primera se llama reptación, que es la tierra que se arrastra por el suelo por acción del viento. La segunda se llama deflación que es cuando las particulas de tierra suben y vuelven a caer gradualmente al suelo, estas se desplazan en dirección del viento y son producidas por pequeños remolinos de aire.

Esto se produce en zonas áridas y semi-áridas, las llanuras y las planicies, este tipo de erosión es la que da origen a las dunas.
Modelado Litoral


 Es la acción geológica del mar que se ejerce principalmente por las mareas y las olas. El viento genera las olas y las corrientes asociadas al transferir energía de la atmósfera a la superficie del agua, mientras que las relaciones de la Tierra con la Luna y el Sol originan las mareas, además erosiona los materiales de la costa y el mar transporta los sedimentos, esta sedimentación y erosión origina diversas formas de relieve, tales como    acantilados, playas, lagunas, Cordón litoral y Tómbolos.


Modelado Glaciar

La acción geológica de los glaciares se da únicamente en las zonas de nieves perpetuas. En la actualidad, este modelado se restringe a las regiones más frías del planeta, pero en el pasado los hielos cubrieron grandes zonas de la Tierra y dejaron su huella en lugares que hoy son templados.
Un glaciar alpino es una gruesa capa de hielo que se forma en áreas montañosas como consecuencia de la compactación y recristalización de la nieve, y que fluye por valles que en general fueron originalmente ocupados por cursos de agua. Los glaciares se originan en zonas donde cae más nieve en invierno de la que se funde en verano.

1 comentario: